Cocinas reformadas sin obra: ¡renueva la tuya sin ruidos ni suciedad!

Hacer una reforma en casa, viviendo en ella, no suele ser plato de buen gusto. Debes soportar el ruido de las obras, la suciedad que desprende, el hecho de no poder usar ciertos espacios de tu casa… Pero el resultado final suele merecer la pena. No obstante, las cocinas reformadas sin obra son ya una realidad, y permiten evitar todos los inconvenientes de una reforma convencional. Te lo contamos.

Principales intervenciones en reformas de cocinas

Con el paso del tiempo y el uso, hay que pensar en hacer una reforma en la cocina. Los tiempos cambian, y el diseño de cocinas también: los suelos y las paredes se quedan obsoletas, los muebles anticuados y desgastados, los electrodomésticos también sufren su desgaste…. Hay pocas cosas que resistan el paso del tiempo. 

Hoy en día tenemos la suerte de poder dar un lavado de cara a nuestra cocina sin necesidad de hacer obra, ya que tenemos a nuestra disposición productos como el suelo vinílico o el papel pintado, ideales para estos casos.

New Call-to-action

Cambiar las paredes y el salpicadero

Tienes distintos métodos para renovar las paredes y el salpicadero de la cocina: 

  • El papel pintado se puede usar en la cocina para dar una nueva imagen. Incluso hay nuevos papeles pintados que imitan el azulejo hidráulico. Aquí puedes ver cómo poner papel pintado de forma fácil
  • Los azulejos también se pueden pintar. Y aquí no importa la zona: puedes pintar toda la cocina sin problemas. Incluso combinar dos colores (o los que quieras). Aquí puedes ver pinturas para azulejos
  • Los vinilos adhesivos también son una opción muy sencilla y eficaz para cubrir las viejas baldosas y darle un nuevo aire a la cocina.
cocinas reformadas sin obra cambiar paredes

Sobreponer suelos nuevos

El cambio de suelo en una cocina es una de las tareas más complicadas de hacer. Por suerte, existen dos opciones para cambiar el suelo sin necesidad de levantarlo:

Cualquier de estas dos opciones las puedes instalar en la cocina, siempre y cuando sean opciones que resistan la humedad, el agua y el calor. Esto es indispensable para un suelo de cocina.

Otra ventaja de estos suelos es que pueden imitar distintos materiales nobles. ¿Te imaginas tener un suelo de madera en la cocina? Con el vinilo o el suelo laminado es posible conseguir una imitación muy real.

Pintar muebles, vinilarlos o cambiarlos

Para renovar los muebles de la cocina, también tienes varias opciones:

  • Siempre existe la opción de cambiarlos, que dentro de una obra en una cocina, no es lo más complicado (ni tampoco lo más caro).
  • Si tienes los muebles en buen estado, pero necesitas cambiar su imagen, pintarlos es tu opción.
  • Si tienes los interiores de los armarios en buen estado, pero la parte externa es la que falla, es posible hacer un cambio de puertas.

En estos momentos, las tendencias apuntan a cocinas de colores blanco o negro, combinadas con madera. También es tendencia el efecto de superficies continuas en el exterior de los muebles de cocina, lo que implica montar los nuevos modelos de puertas lisas y sin tiradores. 

Cambiar la encimera si no es de piedra natural 

En la encimera no hay vinilo ni pintura que valgan… ¿Se pueden usar? Sí, pero la encimera es la zona de trabajo, el espacio de la cocina que más resistencia debe tener para soportar ollas calientes, salpicaduras, derrames, manchas de todo tipo… Se trata de un elemento de la cocina que debe durar mucho tiempo, dependiendo del material con el que esté fabricado. Si tu encimera no es de piedra natural, que dura más pero también es más cara, igual te conviene cambiar de encimera.

Si eres una persona cuidadosa, las encimeras laminadas o de madera pueden ser las ideales. Son más baratas y más sencillas de instalar que las de piedra natural o artificial.

Integrar electrodomésticos 

En cuanto a los electrodomésticos, estos sí se cambian más por necesidad que por diseño. Cuando sufres una avería, o ya ha pasado mucho tiempo y se han quedado obsoletos, es buena opción cambiarlos, ya que los electrodomésticos evolucionan mucho con el paso de los años, y los nuevos presentan siempre mejores datos en cuanto a la eficiencia energética y al consumo. 

Por ejemplo, cambiar tu vitrocerámica o tu placa de gas, por una inducción, te hará ahorrar mucho cada vez que vas a cocinar.

Si estás en el momento de cambiar los electrodomésticos, es la ocasión ideal para elegirlos panelables. De esta manera, presentan el mismo aspecto que el resto de las puertas de los armarios de la cocina. La lavadora, el lavavajillas, el frigorífico… Todo queda oculto y se ve un diseño unificado.

Iluminación LED

Otra manera de ahorrar al tiempo que cambiar el aspecto de una cocina es la iluminación. La iluminación LED te permite ahorrar y crear distintos espacios en una misma cocina. Esto le dará otro aspecto totalmente diferente, con el simple hecho de cambiar la iluminación.

Es posible tener cocinas reformadas sin obras y que parezca que has cambiado la cocina entera. Para ello, elementos como el papel pintado o el vinilo, serán tus fieles aliados. Puedes cambiar el aspecto de paredes, suelo y muebles revisitiéndolos con modernos y novedosos materiales, que puedes encontrar en BAUHAUS.

New Call-to-action

¿Te ha sido útil esta publicación?

¡Clica para valorar!

Puntuación media 4 / 5. Total votos: 2

¡Todavía no hay votos! Se el primero en valorar esta publicación.

Artículos relacionados

Comparte tu experiencia

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

section-background
Suscríbete al blog