Hidrofugado: todo lo que tienes que saber al respecto

El hidrofugado es una técnica que permite repeler el agua de determinadas superficies, como por ejemplo las fachadas. No se debe confundir con la impermeabilización, ya que, en el caso del hidrofugado, no taparemos el poro de la superficie. Si quieres saber más sobre esta técnica y cómo aplicarla sigue leyendo y te lo contamos.

¿Qué es el hidrofugado?

New Call-to-action

El hidrofugado es una técnica que permite repeler el agua (y otros líquidos) de aquellas superficies en las que se aplica. Esto se consigue aplicando un líquido o material hidrofugante y dejándolo secar. Después, la superficie que ha sido tratada con este líquido hidrofugante, cambiará su tensión superficial. En consecuencia, al entrar en contacto con el agua, esta no la mojará. En su lugar, el agua será repelida y formará perlas o gotas superficiales, fáciles de retirar sin esfuerzo y sin que la superficie se moje o cale.

hidrofugado

Diferencias entre el hidrofugado y la impermeabilización 

A diferencia de la impermeabilización, que tapa el poro y obstruye cualquier traspaso de sustancia a través de la superficie impermeabilizada, el hidrofugado no tapa el poro. Lo que hace es crear una acción repelente de los líquidos. Sin embargo, el hidrofugado no impide, por ejemplo, que el aire o el vapor sí que penetre en la superficie tratada. Así mismo, el hidrofugado no altera el color ni la textura de la superficie tratada, algo que sí que sucede con los procesos de impermeabilización.

hidrofugado

¿Dónde se aplica el hidrofugado?

El hidrofugado se puede aplicar en cualquier superficie. Sin embargo, lo más habitual es hacerlo en fachadas, paredes exteriores, muros de jardín, etc. Esto se debe a que se trata de las superficies que requieren no empaparse y, a la vez, no se quiere aislar completamente con un proceso de impermeabilización (como sí sucede cuando lo que se hace es impermeabilizar una terraza, un tejado o se impermeabiliza una azotea). 

Cómo aplicar el hidrofugado en una pared o fachada

Gracias a los nuevos productos hidrofugantes, aplicar el hidrofugado en cualquier superficie es muy sencillo. Para hacerlo solo hace falta adquirir un producto hidrofugante y aplicarlo siguiendo las instrucciones del fabricante

En este sentido, la única precaución que se debe tener previamente al aplicado consiste en limpiar adecuadamente la superficie que se va a hidrofugar y, antes de aplicar el producto, asegurarse de que la superficie está completamente seca. De lo contrario, la técnica de hidrofugado no será todo lo efectiva que debería. Además, si fuese necesario, se podrán realizar dos aplicaciones del producto hidrofugante en el caso de materiales especialmente porosos (como por ejemplo sucede en el caso de la piedra arenisca). 

Por otro lado, debes tener en cuenta que para aplicar el producto hidrofugante necesitarás la ayuda de un rodillo o una brocha o pincel plano. Además, en el caso de que la superficie que quieras hidrofugar sea una pared elevada o una fachada, puede que sea necesario el uso de un andamio o de un rodillo extensible. Sin embargo, más allá de esto, hidrofugar una superficie no tiene ningún misterio cuando se tienen los materiales y herramientas adecuadas.

Como puedes ver, el hidrofugado es una técnica realmente fácil de aplicar en cualquier superficie gracias a los productos hidrofugantes actualmente disponibles. Recuerda que en BAUHAUS encontrarás todos los materiales y herramientas que necesitas para tus proyectos de bricolaje y jardinería. Cualquier cosa que necesites está en BAUHAUS

New Call-to-action

¿Te ha sido útil esta publicación?

¡Clica para valorar!

Puntuación media 4.8 / 5. Total votos: 6

¡Todavía no hay votos! Se el primero en valorar esta publicación.

Artículos relacionados

Comparte tu experiencia

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

section-background
Suscríbete al blog