¿Cómo tapar los agujeros de la pared para que queden perfectos?

Después de quitar un cuadro o una estantería, los agujeros de la pared se convierten en pequeños puntos antiestéticos que estropean la pared de cualquier habitación. Si quieres saber cómo tapar los agujeros de la pared para solucionar este problema, y hacerlo de forma que no quede ninguna marca, sigue leyendo y te lo contamos. 

¿Qué producto utilizar para tapar agujeros en la pared?

Sin duda, el mejor producto que podemos utilizar para tapar los agujeros de la pared es la masilla reparadora. Este producto constituye un básico en cualquier cajón de bricolaje o caja de herramientas, ya que se utiliza en multitud de situaciones. En el caso de necesitar tapar los agujeros de una pared, simplemente deberemos escoger una masilla adecuada para dicha tarea. Es decir, masilla formulada para usar en paredes. 

tapar agujeros pared: cómo utilizar

Consejos para tapar agujeros en la pared

Algunos consejos que nos conviene tener en cuenta a la hora de tapar los agujeros de una pared son los siguientes: 

  • Aplicar la masilla en pequeñas cantidades nos ayudará a conseguir un acabado más refinado. En este sentido, lo más aconsejable es aplicarla poco a poco y, a medida que se vaya secando, aplicar capas sucesivas hasta conseguir el acabado deseado. 
  • Si queremos un acabado perfecto, es indispensable preparar correctamente la pared antes de aplicar la masilla
  • Antes de empezar a tapar el agujero, asegúrate de tener a mano todos los materiales y herramientas que vas a necesitar

¿Cómo tapar los agujeros de la pared paso a paso?

Sigue los siguientes pasos para tapar los agujeros de la pared y te aseguramos un resultado perfecto. 

  1. Retirar el taco o la fijación preexistente en la pared

    El primer paso que tenemos que realizar es retirar el taco o cualquier fijación previa que exista (escarpia, clavo, cuelgafácil, etc). Debemos dejar el hueco completamente vacío, sin ningún elemento adicional a la propia pared. De esta forma, no quedarán elementos extraños incrustados en la superficie. 

  2. Limpiar la superficie

    El siguiente paso es limpiar correctamente la superficie. Para ello, basta con pasar un paño y retirar los restos de polvo. En el caso de que hubiera suciedad incrustada (pegamento, pintura, etc.), nos ayudaremos de las herramientas necesarias para retirarla también. El objetivo es dejar la superficie lo más limpia posible para mejorar la adherencia de la masilla.

  3. Rellenar el hueco con masilla

    A continuación, procedemos a aplicar la masilla. Para ello nos ayudaremos de una espátula, que deberá tener el tamaño adecuado a la superficie y tamaño del agujero que queremos tapar. Se recomienda aplicar la masilla en pequeñas cantidades. Aunque lleva más tiempo, el resultado será mejor, ya que es más fácil trabajar con cantidades pequeñas que grandes, lo que se nota en el refinamiento y resultado final.tapar agujeros pared masilla

  4. Dejar secar

    Dejamos secar la masilla siguiendo las instrucciones del fabricante.

  5. Lijar la superficie

    Una vez que esté seca, lijamos la masilla y la superficie de alrededor con ayuda de una lija de esponja. Se recomienda utilizar primero una lija de grano grueso para las zonas más gruesas y, a continuación, terminar con una de grano fino para mejorar el acabado.

  6. Pintar la superficie

    Finalmente, procedemos a pintar la superficie reparada con la misma pintura que se haya aplicado en el resto de la pared. En el caso de no tener el mismo color, buscaremos el que más se le parezca.

Recuerda que en BAUHAUS encontrarás todo lo que necesitas para tus proyectos de bricolaje y jardinería. Además, nuestros expertos te aconsejarán en caso de duda y te ayudarán a elegir los productos que mejor se adaptan a tus necesidades. Necesites lo que necesites, lo tienes en BAUHAUS

¿Te ha sido útil esta publicación?

¡Clica para valorar!

Puntuación media 4.9 / 5. Total votos: 7

¡Todavía no hay votos! Se el primero en valorar esta publicación.

Artículos relacionados

Comparte tu experiencia

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

section-background
Suscríbete al blog