Recebo del césped: todo lo que tienes que saber

El correcto cuidado del césped es importante para disfrutar de un jardín bonito. Entre las muchas tareas que requiere, cabe destacar el recebo del césped, que va a aportar sustrato y nutrientes para que crezca sano y fuerte. Si quieres saber más sobre el recebo del césped y cómo y cuándo debes aplicarlo, sigue leyendo y te lo contamos. 

¿Qué es el recebo del césped?

El recebo del césped es un sustrato especialmente formulado para añadir al césped ya plantado. Es decir, se trata de un sustrato que se esparce por la superficie del césped y que le va a aportar más cantidad de arena y de nutrientes.

El recebo del césped es un sustrato que está formulado a base de arena y materia orgánica (generalmente turba negra o mantillo). La arena aporta ligereza al suelo, lo que contribuye como soporte de la hierba y mejora el drenaje y la aireación del suelo. Por su parte, la materia orgánica aporta nutrientes esenciales para que el césped tenga todo lo que necesita para crecer sano y fuerte.

New Call-to-action

Además, según el tipo de césped que tengamos en nuestro jardín, podremos escoger un tipo de recebo u otro, ya que actualmente existen diferentes tipos de formulaciones según las necesidades concretas de cada tipo.

 

recebo cesped

¿Por qué es importante el recebo del césped?

El recebado del césped es importante porque, con el paso del tiempo (especialmente después del invierno), el suelo del césped se termina convirtiendo en colchón. Es decir, se endurece y se forma una capa de tierra compacta y que no permite que las raíces se desarrollen correctamente. Además, este suelo demasiado compacto dificulta la aireación y el drenaje, lo que puede contribuir a la aparición de plagas, sobre todo de hongos. 

Beneficios del recebo del césped

Entre los muchos beneficios del recebado del césped cabe destacar los siguientes: 

  • Aporta nuevos nutrientes al suelo. 
  • Mejora la aireación y drenaje del suelo. 
  • Ayuda a que las raíces del césped se desarrollen correctamente. 
  • Corrige desequilibrios de minerales en el suelo. 
  • Ayuda a que el césped se recupere después de períodos extremos (invierno y verano). 

Ayuda a que el césped crezca mejor si se ha repoblado el césped con semillas.

recebo césped

¿Cuál es el mejor momento para recebar el césped?

En primavera y en otoño. Al recebar en primavera creamos las condiciones perfectas para que el césped se recupere después del período vegetativo del invierno. Por su parte, al recebar en otoño, preparamos el suelo para que el césped llegue en las mejores condiciones posibles al invierno y, así, pueda superar la estación fría sin problema. 

¿Cuánto recebo se necesita por metro cuadrado?

La medida puede variar dependiendo de la composición del recebo del césped y del estado del mismo. Sin embargo, de media, se puede tomar como referencia que se debe aportar entre 2,5 y 5 litros de recebo por metro cuadrado de césped

¿Cómo recebar el césped paso a paso?

Si quieres recebar el césped y obtener los mejores resultados posibles, sigue los siguientes pasos: 

  1. Cortar el césped

    Lo primero que debemos hacer es cortar el césped para eliminar las hierbas más altas y, así, asegurarnos de que el recebo llega perfectamente a la base del sustrato.

  2. Escarificar

    Aunque no es obligatorio, sí que es muy recomendable escarificar el césped antes de aportar el recebo. De esta forma, ayudaremos a airear el suelo y mejoraremos la penetración del recebo.

  3. Aportar el recebo

    El siguiente paso es aportar el recebo. Para ello podemos aplicarlo directamente a voleo con la mano o, si se prefiere, echarlo en el suelo y extenderlo con ayuda de un rastrillo. Es importante que el sustrato de recebo se extienda por completo de forma homogénea sobre toda la superficie de césped.

  4. Regar el césped

    Para finalizar, deberemos regar el césped y el propio recebo que acabamos de aplicar. De esta manera, el sustrato de recebo llega hasta la base del suelo, permitiendo que las hojas del césped realicen la fotosíntesis sin problema y asegurándonos de que el recebo se adhiere correctamente al suelo original. 

Ahora que ya conoces la importancia del recebo del césped y cómo debe aplicarse, solo tienes que esperar la época de recebado para hacerlo. Recuerda que en BAUHAUS encontrarás todo lo que necesitas para tus proyectos de bricolaje y jardinería. Además, nuestros expertos te aconsejarán en caso de duda y te ayudarán a elegir los productos que mejor se adaptan a tus necesidades. Necesites lo que necesites, lo tienes en BAUHAUS.

New Call-to-action

¿Te ha sido útil esta publicación?

¡Clica para valorar!

Puntuación media 0 / 5. Total votos: 0

¡Todavía no hay votos! Se el primero en valorar esta publicación.

Artículos relacionados

Comparte tu experiencia

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

section-background
Suscríbete al blog